Sabor a Miel

             De Shelagh  Delaney

 

"Todos apetecemos con ansia los consuelos y auxilios que proporciona el vivir con los demás seres de nuestra especie; pero fácilmente venimos a querer que estas grandes ventajas se nos concedan sin el trabajo de retribuirlas. Los beneficios que hacemos nos parecen enormes; los que recibimos, siempre escasos."


                  MARCO AURELIO

 

A medida que pasan los años, vamos evolucionando y cambiando. De eso se trata la vida. En ese marco, las relaciones que establecemos con nuestro entorno también pueden transformarse, para bien o para mal.

 

El afán de amar y sentirse amado es una fuerza inevitable, que sólo pueden domar algunos sujetos carentes de representaciones de amor (sujetos indiferentes), o aquellos que sólo están centrados en sí mismos. Como se muestra Helen (Cristina Dramisino).

 

Todo ser humano necesita integrar las fuerzas internas: el amor y el odio, en sí mismo y en los otros, la aceptación y el rechazo, lo moral y lo amoral, la flexibilidad social y la aceptación de las normas de convivencia. Es la continua dicotomía que sufre Jo (Natalia Laphitz);  como si las cosas fueran todo o nada (amar/odiar, sentir/reprimir, dulce/amargo). Son los temas y sensaciones que se ven y nos lo transmiten estos actores en esta dramaturgia.

También nos muestran la importancia de ser frontal y decir lo que pensamos y sentimos, ayuda para cerrar historias y comenzar con una nueva.

 

Jo comenzó una historia que no fue, y con ella se fueron sus creencias o ilusiones que proyectaba en un futuro no muy lejano con el marinero (Gabriel De Coster), nuevamente la pérdida del vínculo de una persona que amaba.

Pero la resiliencia le permite desarrollar su fortaleza, superándose Jo en su autonomía e independencia. Ésta le permite afrontar una situación de estrés inevitable, como lo es la llegada de un bebé al mundo.

  Nadie mejor que uno mismo para saber que necesitamos en cada momento. Nada como nuestra propia fuerza de voluntad para encender el motor que nos lleva hacia delante.

  Mirar hacia adentro es el primer paso para salir a la superficie.

 

Una obra que propone una llamada de atención y un desafío. Nos invitan a reflexionar y a preguntarnos si estamos amando, creando y, en definitiva viviendo lo suficiente.

“CORAZÓN QUE SIENTE, OJOS QUE VEN”.

Nos enseña a utilizar nuestras energías para evitar las emociones tóxicas.

Acompaña estos mensajes, las excelentes interpretaciones. El impecable vestuario, muy bien seleccionado para la época; como la escueta pero muy acorde escenografía. Sin dejar de lado el sonido e iluminación que permiten situarnos en tiempo y espacio.    

 

Ficha técnico artístico

 

Autoría: Shelagh Delaney

Traducción: María Ahuad

Actúan: Miguel Assis, Gabriel De Coster, Cristina Dramisino, Alejandro Fain, Natalia Laphitz

Vestuario: Silvia Rodríguez

Escenografía: Silvia Rodríguez

Diseño de luces: Lizardo Laphitz, Nicolás Mizrahi

Música original: Mirko Mescia

Operación de luces: Nicolás Mizrahi

Operación de sonido: Michelle Wejcman

Fotografía: Cecilia Pertusi

Diseño gráfico: Silvana Ángela Sabetta

Asistencia de dirección: Nicolás Mizrahi, Michelle Wejcman

Prensa: Norma Darienzo

Producción ejecutiva: María Ahuad

Dirección: Lizardo Laphitz

 

TEATRO EL DUENDE

Aráoz 1469  C.A.B.A.   Teléfono: 4831-1538

Entrada: $ 70,00 / $ 45,00 - Domingo - 17:00 hs

Entrada: $ 70,00 - Viernes - 21:30 hs

 

 

Calificación: Muy buena

 

Recomienda: Silvina Brandana

Socias en la vida y en P.I.D.M.A. 


    Estela & Silvina

Amigas de por vida y P.I.D.M.A. nos unió aún más y más

 

Estela Gómez & Silvina Brandana