“Una ilusión eterna, o por lo menos que renace a menudo en el alma humana, está muy cerca de ser una realidad”             

                                                               André Maurois


 “La Nueva Ilusión”…, una utopía?


Un lugar, el amor, los lazos familiares y  muchos recuerdos, son parte del universo afectivo de Manuel, y, el querer aferrarse a un tiempo pasado hermoso e inolvidable le provoca muchos problemas, pero, tal vez, son solucionables.


Nuestro mundo interno, está compuesto por sensaciones vividas y compartidas con otros, por múltiples afectos, por relaciones internalizados, por eso, cuando ese mundo, tan importante, se vuelve primordial y es el eje de nuestra existencia, nos resulta muy difícil traicionarlo y hacemos lo imposible por mantenerlo auténtico. Este es el sentimiento de Manuel (Rubén Stella), en la obra de teatro “La Nueva Ilusión”, escrita por Guillermo Camblor y dirigida por Julio Baccaro.


El, es un hombre lleno de nostalgias y sueños, que acompañado por su amiga de siempre, Zulema (Jessica Schultz), desea reabrir su negocio familiar e impedir que lo demuelan, propuesta realizada por su hermana Dolores (Claribel Medina), con una visión diferente a la suya, y,  por el amigo de ésta Tony (Héctor Calori), un galán con muchos contactos. Ambos, quieren que se edifique en ese terreno unas torres económicamente fructíferas.


El tema en cuestión, siempre en tono risueño,  nos dispara diversas sensaciones y emociones que nos afloran a medida que transcurre la puesta. Desde el principio, el personaje de Rubén Stella (Manuel), nos llena de ternura, ya que ver todo lo que su corazón lo lleva a querer hacer por su local, es realmente conmovedor. Por su parte, la amiga (Zulema) protagonizada por Jessica Schultz, muestra toda la dulzura que puede haber en una enamorada dispuesta a todo por ayudar a su amor platónico. Con relación a su hermana (Dolores), en la piel de Claribel Medina, conmueve en su papel de mujer distante y materialista, en un principio, para luego abrir su corazón y caer en los brazos de su hermano para acompañarlo y apoyarlo, dejando de lado superficialidades y competencias, convirtiéndose en una gran aliada. Para cerrar el círculo, queda Héctor Calori (Tony), cuyo simpático personaje nos hace acordar a muchos caminantes de ésta ciudad, canchero, superado, fanático de lo tecnológico, pero, por último, casi, domesticado.


Todo éste conjunto de artistas, demuestran talento escénico y dejan su huella con humor y grandes mensajes de fondo, ya que hallamos diversos argumentos para analizar, pensar y recapacitar, sobre los vínculos, los sentimientos, los proyectos, los deseos, las angustias, los desencuentros, la fidelidad, la amistad, los anhelos, y muchos más.


Es muy recomendable, porque Rubén Stella, Jessica Schultz, Claribel Medina, Héctor Calori, recrean a la perfección diferentes roles que vemos en la vida cotidiana, con sus sueños, esperanzas, defectos y virtudes, como un reflejo de nosotros mismos, tan variados, complejos y versátiles. Y, por sobre todo, demuestran que la lucha por los ideales, está más vigente que nunca.


“No rechaces tus sueños. ¿Sin la ilusión el mundo que sería?”  

Ramón De Campoamor


                     Estela Gómez                                                                         


Ficha técnico-artística


Autoría: Guillermo Camblor

Actúan: Héctor Calori, Claribel Medina, Jessica Schultz, Rubén Stella

Iluminación: Fermín González

Diseño de vestuario: Silvia Picallo

Diseño de escenografía: Alejandro Mateo

Realización de estenografía: Manuel Escudero

Música original: Alberto Quercia Lagos

Sonido: Gustavo Acosta

Maquinaria: Rodolfo Gómez

Asistencia de dirección: Adrián Andrada

Prensa: Alicia Accinelli

Dirección: Julio Baccaro


Duración: 80 minutos


SALA CARLOS CARELLA

Bartolomé Mitre 970  Capital Federal - Teléfono: 4345-2774

Entrada: $ 60,00 - Viernes - 20:00 hs

Entrada: $ 60,00 - sábado - 21:00 hs

                                       

Socias en la vida y en P.I.D.M.A. 


    Estela & Silvina

Amigas de por vida y P.I.D.M.A. nos unió aún más y más

 

Estela Gómez & Silvina Brandana