LA MONSTRUA 

                        De Ariel Mastandrea

 

 

    “LO EXÓTICO ESTÁ

INCÓMODAMENTE CERCA”

 

       James Clifford

 

La temática de la diversidad cultural viene apareciendo, en los últimos tiempos, con cierta centralidad. El enrarecimiento fue un momento de tendencia. Consideraciones acerca de un animal doméstico. Este es el caso de la mujer barbuda, la gente iba al circo en esa época y pagaba para ver lo que tenía apariencia “anormal”, poco estético, feo.

El simple concepto de “etiquetar La  Monstrua”, una lectura particular con claro valor negativo. Teratológico (las monstruosidades y anomalías.)

El monstruo humano que instala la idea de la alteración simultánea del orden natural y jurídico, llevado a su máxima expresión. Donde siempre hay un público morboso, y que son los mismos que impiden la integración y dificultan el entendimiento.

 

Brillante y espontánea, así se presenta Cornelia de Longue. 

Con una puesta muy novedosa, esta representa un camerino, lugar donde un artista se prepara para salir a escena.

Cornelia mantiene una conversación (se trata de un unipersonal) con otro personaje cuya identidad iremos descubriendo a través de una confesión muy bien guardada por ella.

Las personas con insuficiencias son consideradas “desventuradas” porque se las piensa como incapaces de “disfrutar del placer”. Suponen que no son capaces de Amar, y es a través de una historia de amor como empieza su relato Cornelia.

 

Atrayendo al público en lo que nos humaniza, que es la fragilidad, profundizando la mirada en aquello que nos iguala a todos y a todas. EL AMOR!!!

 

La discapacidad es una forma de opresión social que impone limitaciones a los sujetos portadores de algún déficit.

Nadie es absolutamente inocente, Cornelia de Longue tampoco lo es; deja en evidencia sus propias oscuridades, consecuencias de su dolor.

 

Un imperdible espectáculo con la imponente actuación de Omar Lopardo, tiene la energía para asumir de forma plenamente creíble un personaje que se debate entre su naturaleza y la que le impone la mirada de los otros.

Además un muy buen manejo vocal, que despliega con los cambios de voces que lleva a cabo mientras va relatando distintas anécdotas.

 

Impecable dirección de Marcelo Mangone, una obra, una poesía ácida y de humor negro, sobre el conflicto entre la esencia y la apariencia del ser humano.

¿Lo feo es simplemente lo contrario de lo bello? …

 

La iluminación acompaña muy bien los momentos de introspección adopta un tono bajo mientras que la música adquiere un tono grave, dándole suspenso a la trama, e invitando a reflexionar sobre las monstruosidades internas que todos encerramos.

(En el cine podríamos compararla con “El Hombre Elefante”).

 

 

Fuente: Monos Boyando

 

Teatro El Espión

Sarandí 766 – CABA

 

Funciones:

Lunes 20.30 horas

 

Localidades $ 45 (descuentos Estud. /Jub. $35)

Reservas Tel. 4943-6516

 

 

Calificación: Muy Buena


Recomienda: Silvina Brandana

 

Socias en la vida y en P.I.D.M.A. 


    Estela & Silvina

Amigas de por vida y P.I.D.M.A. nos unió aún más y más

 

Estela Gómez & Silvina Brandana