HIJOS  INSEPULCROS

 

 

Pues enseñar no es transferir conocimiento sino crear las posibilidades para su propia construcción.


                 Paulo Freire

 

La palabra explicita la conciencia que viene de la acción, y hecha pregunta, horada el espesor macizo de la situación, rompe el embrujo de la pasividad frente a la opresión.

 

Este drama representa a las voces interpelantes contra el terrorismo, esas voces que fueron sombras y compañías, y desde estas explica la manera en como se da el nacimiento de la pedagogía de la esperanza. A la vez el compromiso ineludible del teatro de hacer llegar una obra con semejante magnitud, y La Esperanza como nuevo ámbito de diálogo.

Cuenta sobre la disyuntiva vida-muerte; y muestra la Lucha como símbolo de Fuerza y Resistencia.

El período de nuestra historia transcurre entre 1972 y 1976, caracteriza al protagonista por la dureza de su corazón, y por su inconformidad con la vida debido a su ceguera espiritual. Dimensiones de poder, secretos en cuanto a un crimen de Estado: órdenes, oficiales, obediencias, asesinatos, instituciones políticas, militares y religiosas.  

 

Como mencioné en la introducción, los sujetos existen en tanto seres comunicativos, capaces de expresar, reflejar su percepción de la realidad, y en  tanto  seres materiales dispuestos a transformarla o mantenerla con sus prácticas.

Si la palabra sola es impotente, la acción sola es estéril, la imagen del futuro se engendra entre las dos, la palabra dibuja la utopía que las manos construyen y el pedazo de tierra liberada hace verdad al poema. 

 

 

Una puesta en escena imponente, insuperable, combinado con la originalidad de que el público o sea el espectador, activo en todo momento, forma parte y está dentro de este montaje que representaba al pueblo, un método de construir-deconstruir la conciencia del devenir histórico, para proponer la necesidad ética de responsabilidad por la liberación de la humanidad frente a todo tipo de victimación. Recorriendo varios planos a la par con los actores en diferentes espacios de ese lugar histórico la Manzana de las Luces.

Excelente las estrategias de recursos utilizados, como documentales de la época, diarios, afiches, la música en vivo por dos grandes maestros, y maravillosamente relatada la historia que lleva ya treinta y seis años; con un elenco gigante no sólo en cantidad como grupo, sino en su grandeza como artistas, con desplazamientos físicos admirables.

Su director haciendo un formidable trabajo, volcado en todo momento a la “heterotopía” (Término utilizado por Michel Foucault).


Ficha técnico artístico

 

Autoría: Jorge Gusman

 

Actúan: Margarita Alomar, Jimena Iris Arce, Nora Asorey, Giovanna Bonamim, Beatriz Cabanas, Norma Caccavallo, Nazarena Anahí Cáceres, Mariana Centeno, Sofía Falbo Burastero, Alejandro Geffner, Ariel Monteleone, Noelia Morales Arbelo, Ezequiel Nieva, Norberto Novellis, Juan Pozzo, Pablo Ríos, Nora Sacarelo, Bárbara Terribili, Bibiana Vega, Matías Wallach

 

Músicos: Fernando Choland, Carlos Roldán

Vestuario: Yamila Barreira

Escenografía: Juan Richards

Iluminación: Yamila Barreira

Maquillaje: Yamila Barreira

Diseño gráfico: Laura Coton

Entrenamiento corporal: Gabriela Paola Aguiar

Entrenamiento vocal: Carlos Demartino

Asistencia de dirección: Daniela Omegna Vergara

Prensa: Alicia Accinelli

Puesta en escena: Jorge Gusman

Dirección: Jorge Gusman

 

MANZANA DE LAS LUCES

Perú 272

Capital Federal - Buenos Aires - Argentina

Teléfonos: 4342-6973 / 9930

Web: http://www.manzanadelasluces.org.ar

 

Entrada: $ 50,00 - Viernes - 21:30 hs - Hasta el 28/09/2012

Entrada: $ 50,00 - Domingo - 20:00 hs – “     el 30/09/2012

                              

 

 

Calificación: ¡¡¡E X E L E N T E!!!

 

Recomienda: Silvina Brandana

Socias en la vida y en P.I.D.M.A. 


    Estela & Silvina

Amigas de por vida y P.I.D.M.A. nos unió aún más y más

 

Estela Gómez & Silvina Brandana