FELICITAS o las niñas mudas


                        De Adriana Tursi

 

.: La Tierra es Mujer.                            
                     Por Ana María Cabrera


El asesinato de Felicitas Guerrero era el cuento que se contaba en Buenos Aires. El mito de Barracas. El fantasma que despertaba esperanzas de amor en el imaginario popular. 

 

Felicitas… es una adaptación de la conocida historia de Felicitas Guerrero de Alzaga, la joven aristócrata que nació en Barracas, Buenos Aires, a mediados del siglo veinte, cuya vida quedó marcada por la turbulenta relación de un amor juvenil con final trágico.

La obra presenta a una Felicitas que vive cada hecho trágico como una nueva amputación. Casada a los 16 años con un aristócrata de 51 años, se enfrenta al poder de un padre que desoye sus ruegos y una madre que se oculta a la sombra de la ambición de clase.

Su cuerpo, aunque intacto, va experimentando pérdidas; dos hijos muy pequeños, su marido, padre de sus niños. Y al AMOR.

 

Si bien el hecho histórico es en este caso más un disparador que un relato fiel y cerrado de los hechos más difundidos sobre la vida de Felicitas Guerrero y el contexto político-social del momento, la obra se mantiene por si misma y cumple, aunque el que no conoce la historia previa puede perderse en algunos tramos.

 

El monólogo que recorre la historia de Felicitas encarnada en Paula Liuzzo, quien le imprime los matices emocionales que darán cuenta de la fragilidad y el desamparo de esa joven mujer, retratado de una forma tan respetuosa y apasionada que se erige como símbolo trágico de la incomprensión que siempre genera violencia.

La escenografía, iluminado en rojo-sangre, semeja una tela de araña en la que la protagonista ha quedado atrapada. No pudiendo ser escuchada por Albina, por su madre, por su abuela, por todas aquellas mujeres que formaron parte de su vida, y que de alguna manera le emite este mensaje.

Nadie acude a su llamado. Mientras la promesa de un futuro, un encuentro con Samuel, el que ella escucha, queda truncado a manos de un amante despechado y suicida.

 

La música en vivo, a cargo de Belén Amada, acompaña el relato onírico y sugiere la presencia inevitable del final trágico.

El vestuario responde al carácter romántico de Felicitas, ella está lista para la boda, pero el novio ni su alianza le pertenecen.

 

La autora y directora de la obra pone en escena su propio duelo (dos de sus primas asesinadas) y alerta sobra esta situación que amenaza a las “mujeres asesinadas por aquellos hombres que dicen amarlas.”

La obra escrita y dirigida por Adriana Tursi está dedicado “a todas aquellas mujeres silenciadas o sin voz”.

 

 

La Obra NO está en Cartelera

 

Calificación: Muy buena

 

Recomienda: Silvina Brandana

Socias en la vida y en P.I.D.M.A. 


    Estela & Silvina

Amigas de por vida y P.I.D.M.A. nos unió aún más y más

 

Estela Gómez & Silvina Brandana