E L

      T U N E L 

 

 

El trastorno de personalidad histriónica tiene sus raíces en la primera infancia y se manifiesta en los primeros años de la vida adulta.

El protagonista es, El pintor Juan Pablo Castel interpretado por Roberto Ibáñez quien está basado en la obra maestra de Ernesto Sábato.

 

El sólo, luchando contra su propia inercia como el lenguaje puede constituirse en palabra de un sujeto, esto es, hacerse preguntas que instaura el espacio de la comunicación.

Freire llamará “Palabra Generadora”, es aquella en que se activa /despliega al espectador las significaciones sedimentadas en la comunidad de los hablantes. Nos hace partícipe con un tono existencial del crimen que cometió.

 

Entrar en el movimiento de su pensamiento, volviéndose lenguaje; torna posible a quien habla, realmente comprometido con el comunicar, y no con hacer comunicados, es escuchar la duda, la indagación, la creación de aquel a quien escucha. Así  sucede con Castel, nos transfiere la posibilidad de su propia construcción de la palabra y la acción.

La palabra explicita la conciencia que viene de la acción, y hecha pregunta, rompe el embrujo de la pasividad frente a la opresión interiorizada.

 

A sido encarcelado varios años por haberle dado muerte a su amada, María Iribarne, quien se encontraba casada con Allende, y que según Juan Pablo mantenía una relación amorosa con Hunter (primo de Allende); atormentado por sus dudas y por el misterio y la confusión que envuelve la vida de María, pues necesita de la distancia que únicamente el tiempo es capaz de crear con uno mismo, para atreverse al hecho que No sólo las fuerzas te dan, Sino la de los sentidos; su obsesión por María, tales situaciones fueron llegando al extremos y un día Castel amenaza a María con matarla si se entera de que lo engañaba.

Juan Pablo Castel se entrega a las autoridades. El hombre se ve obligado a abandonar sus valores y sus prácticas, su percepción del espacio y el tiempo, su modo de vida… se siente solo y la mata.

 

Psicológicamente es un personaje muy intenso, con una habilidad mental que se cuestiona y cuestiona al espectador sobre la existencia humana.

Pero la alienación nunca es total, ni la conciencia dominada deja de ser conciencia, y la sumisión es menos aceptación que impotencia.

 

Una historia con gran histrionismo desde el texto hasta la


EXCELENTE e inquietante actuación de Roberto Ibáñez.


Una apuesta convincente con un gran trabajo en dirección,


espacio escénico y luces de Andrés Bazzalo. 


Hacen de esta dramaturgia una polisemia del lenguaje.

 

NO DEJEN DE VERLA, REALMENTE ES  ¡I M P E R D I B L E!

 

 

Teatro – El Tinglado­ –  MARIO BRAVO 948

 

DOMINGOS 20.30HS

 

RESERVAS: 4863-1188

 

 

CALIFICACIÓN: ¡¡¡ E X C E L E N T E !!!

 

RECOMIENDA: SILVINA BRANDANA

Socias en la vida y en P.I.D.M.A. 


    Estela & Silvina

Amigas de por vida y P.I.D.M.A. nos unió aún más y más

 

Estela Gómez & Silvina Brandana