EL DESVÁN

De Patricia Suárez

 

“LA VERDADERA FORTALEZA INTERIOR, ESTÁ EN LA FUERZA DE LA INFANCIA”


     Juan José Campanella

 

Una obra que integran dos europeas, que sufren su “importación”, dos jóvenes mujeres ya desechadas por el siniestro mecanismo de la esclavitud y explotación sexual.

Desde 1926 la importación de carne humana, o sea la trata de blancas, traía en ese entonces a más de 3000 mujeres europeas a la Argentina, con un promedio de edad  entre los 16 a 22 años.

La traían a Buenos Aires, como a otras ciudades con la esperanza de casarse con un hombre de negocios. El “comerciante”, que llegaba a las aldeas de Polonia, con sus mejores ropas y sonrisa, con una actitud muy convincente diciéndole a estas niñas: …con esa figura, ese cuerpo, esa belleza, allá vas a ser Gardel… “Los sueños de venir a América”.

Ayer y hoy cuantas injusticias repetidas. Dibujado por una deshumanización, que saca lo peor que tiene el ser humano, seguir cometiendo impunemente una y otra vez los mismos errores.  

 

EL Desván es una pieza que se inspira en los años 25/30, todo se desarrolla en un prostíbulo de Rosario, dónde se ve cómo se van aniquilando los anhelos de Tabita de sólo 20 años, a quien la embarcaron de contrabando de Varsovia, pintando su cabello para que parezca más vieja.

Margot de 26 años, con nacionalidad polaca también, ambas arrancadas de sus padres, quienes estaban impedidos por la miserabilidad,  aceptaban el noviazgo de sus chicas, al nivel de una mercancía con el “comerciante” que venía de América.

Mujeres y niñas a la vez, de un país muy lejano vienen transitando un camino con mucho sufrimiento, cuentan sus historias con naturalidad y aceptándolo como parte de su vida, la fatalidad, la tragedia en la que están estas mujeres en el suelo argentino, las condiciones a las cuales son sometidas, las van develando entre sonrisas y lágrimas; sus diálogos se asoman a una metáfora sobre la liberación, pero poco a poco desgranan sus sueños, sus olvidos y su soledad que está ligada por un deseo de cambio, que está muy lejano a cumplirse.

 

Canciones como VOLVER, tararea o dice alguna estrofa, Margot (Juliana Giménez), o recordando la historia de Anna Karenina, haciendo evidentes sus sentimientos, y exponiendo los antivalores y la hipocresía dentro del selecto círculo de la élite.

La ingenuidad y candidez  de Tabita (Florencia Fangi Boggia) la cual su salud se deteriora, porque tiene una enfermedad terminal, sigue a pesar de las circunstancias con un fuerte deseo hasta último momento, que es revelar la identidad de sus compañeras del prostíbulo.  

Juntas crean un mundo de fantasía, donde GARDEL, un artista muy reconocido por la gente llega de incógnito al burdel, y ellas a través de una ventana miran hacia la habitación donde lo espera la prostituta llamada Ivonne. Esta noche en un sucio desván espiaran al famoso cantante de la época, y servirá de excusa para liberar secretos, angustias y frustraciones.

 

Una temática social muy fuerte, muy violenta y desgraciadamente muy actual.

Con actuaciones convincentes, que despliegan mucha emoción a los espectadores, escuchar estos secretos que las lastiman.

Una simple escenografía, donde el espacio se percibe frío y desolado como corresponde a la situación. Y donde la luz juega un papel importante, generando un efecto en los personajes.

Haciendo de todos estos detalles una buena puesta en escena.

 

 

Calificación: Muy Buena

 

Recomienda: Silvina Brandana


 

Ficha técnico artístico

 

Autoría: Patricia Suárez

Actúan: Florencia Fangi Boggia, Juliana Giménez

Vestuario: Sabrina Herbás

Asistencia de dirección: Denise Labbate

Dirección: Julián Povea Díaz

 

Duración: 50 minutos

 

CORRIENTES AZUL

Av. Corrientes 5965

Capital Federal - Buenos Aires - Argentina

Teléfonos: 4-854-1048

Web: http://www.corrientesazul.com.ar

 

Entrada: $ 70,00 / $ 40,00 - Viernes - 22:45 hs -

Hasta el 24/05/2013

 

Socias en la vida y en P.I.D.M.A. 


    Estela & Silvina

Amigas de por vida y P.I.D.M.A. nos unió aún más y más

 

Estela Gómez & Silvina Brandana