EL CISNE   

                                     De Felicitas Kamien

 

El cisne es el protagonista de una de las historias más indescifrables del mundo animal. Una vez que encuentra pareja, se une a ella de por vida. Bellos, largos y orgullosos los cisnes no emiten sonido durante toda su vida. Sólo rompen su mudez cuando están a punto de morir.

En ese mismo instante, cantan de una manera armoniosa y casi mágica. El resto de los cisnes saben de qué se trata, y guardan una suerte de respetuoso reconocimiento mientras su compañero está despidiéndose de la vida con ese único canto. La escena puede durar unos minutos, después de los cuales el cisne morirá y el lago seguirá siendo el mismo, con un silencio roto solamente por el chapotear de los animales. La pareja del cisne muerto se alejará del lugar, separándose de todos los que fueron sus compañeros, y nunca más se sabrá de ella.

–En referencia al mito que circula en el reino animal–  

 

Ley de muerte digna: La Eutanasia.

¿Cuáles son los derechos del enfermo? ¿Cuáles los que quedan a su cargo?

Ese es el planteo de Los derechos de la Salud.

La cuestión del cuerpo comienza a ser problematizado en la época moderna. El adiestramiento en función de las costumbres y la buena conducta fue el primer paso para pensar al cuerpo como un objeto manipulable. Con las nuevas tecnologías que trajo la modernidad, esto se profundizó, alcanzando su máxima expresión en la manipulación genética. Desde la filosofía, tras el panvitalismo, el panmecanicismo, los dualismos cuerpo/alma, y cuerpo/razón; la vida –y la muerte como su correlato sigue siendo el gran problema. "La muerte es un tabú en nuestra sociedad. Y la Ley de muerte digna, que opera sobre el enfermo y su familia, instala el tema". “Una realidad inventada”.

Un acontecimiento, un hecho, un acto, un gesto de rabia o de amor, una canción, nunca tienen detrás una sola razón. Están siempre involucrados en densas tramas, tocados por múltiples razones de ser, algunas de las cuales están más cerca de lo ocurrido o de lo creado, mientras que otras son más visibles en cuanto razón de ser.

Cuatro mujeres cuentan la historia, tres de ellas son hermanas quienes acompañan y comprenden este proceso junto a su mamá, ella tiene mucha injerencia en esta familia, y es la que toma la determinación de terminar con la artificialidad de la vida del padre de sus hijas, súbitamente todas están atrapadas al borde de la vida y la muerte, poniendo en juego los secretos y recuerdos de un pasado que gira hacia atrás como una rueda sin fin.

En mayor o menor medida en una intersección que no logra ser ni hogar ni hospital, va desarrollándose esta trama. Quizás en algún momento no se pudo sostener más económicamente la internación en la clínica y fue mandado a su casa. De ahí que el padre esté en lo que alguna vez fue la casa familiar.

El padre es un referente extra-escénico, en El cisne el enfermo no sólo aparece en escena, sino que incluso se despierta. De repente se levanta, ágil, como si en ese sueño eterno hubiese recuperado su juventud. Y todo gira hacia otro lado.

El cisne no se proponen cuestionar la decisión de "desenchufar" o no a los enfermos, sino que la decisión forma parte de una problemática mayor.

Lejos de generar consenso, la obra trata el tema de una forma diferente, con más o menos cuestionamientos morales, esbozando más preguntas que respuestas. Los mandatos familiares estos (verdaderamente ordenes condicionantes). La más de las veces no explicitadas, desde mensajes no verbales.

Profecías que se autocumplen o predicción es la razón de haberse hecho, y el suceso supuesto, esperado o profetizado de esta manera confirma su propia exactitud. Un hecho todavía no producido (futuro) determina efectos en el presente, efectos que a su vez hicieron que cobraran realidad el hecho pronosticado. Aquí el futuro determinó el presente.


Eric Berne, para quien el yo se encuentra compuesto de tres estados (el Padre, el Adulto y el Niño interior), dice que estos mandatos de nuestra educación perduran en nosotros, dentro de nuestro Padre interno (la introyección de las figuras materna y paterna) y que, de alguna manera, actuamos desde allí frente a determinadas situaciones.


Maravillosa actuación, de cada uno de los intérpretes muy bien desarrollado su papel, con una distinción justa y precisa dejando en evidencia sus diferentes personalidades. Impecable dirección, un producto sublime. Acompañado por una exquisita escenografía, una cuidada iluminación e impecable sonido. Haciendo que esta obra sea altamente recomendada, imperdible.  

 

 

 

CAMARIN DE LAS MUSAS 

 

MARIO BRAVO 960 C.A.B.A.

 

RESERVAS 4862-0655

 

LOS SÁBADOS A LAS 23.15H

 

 

 

Calificación:Excelente


Recomienda: Silvina Brandana

 

Socias en la vida y en P.I.D.M.A. 


    Estela & Silvina

Amigas de por vida y P.I.D.M.A. nos unió aún más y más

 

Estela Gómez & Silvina Brandana