"Como vibra el suelo"

                                          Creación grupal


"En la humanidad nada acaba del todo; cada cosa se detiene para volver a empezar." 

 

Yoritomo Tashi

 

Tres individuos, que se conocen desde la infancia, en una pequeña habitación. Una situación de encuentro cordial, una charla que parece trivial y a medida que transcurre se va transformado en una sucesión de recuerdos traídos y puestos sobre la mesa con exigida y milimétrica precisión. Tres personajes y un cuarto implícito, responsable de una situación adversa que los paraliza, los aliena, los une y los separa. Detenidos en el tiempo, obligados a permanecer en ese instante, a reiterar una y otra vez un diálogo que a fuerza de repetirse sufre alteraciones y que a su vez van incorporando sensaciones, que modifican la percepción, provocando una carga emocional intensa, angustiante, desestabilizadora.


Esta puesta es una creación grupal, es el resultado de dos años de ensayo, de improvisación, de trabajo mancomunado. Es una propuesta que rompe con los cánones establecidos para lo que es una obra de teatro porque no es el texto el que requiere la actuación sino exactamente todo lo contrario. La dirección y puesta en escena a cargo de Claudio Pereira, un director con una manera muy particular de trabajar, es de excelencia. Hay un muy trabajo de los climas y del espacio con el que se cuenta, una puerta que juega un rol muy importante, mucho de lo transcurrido en la obra pasa detrás de ella, que nosotros no podemos ver, ¿qué hay detrás? ¿qué es lo que no podemos o no debemos ver? ¿quién está ahí? . "Como vibra el suelo" provoca, valga la redundancia, una vibración escénica apoyada en sólidas y brillantes interpretaciones a cargo de Priscila González, Laura Echaniz y Javier Omezzoli, quienes ayudados por la intimista cercanía con el público transmiten a la perfección la desesperacion y el tormento por el que atraviesan sus psiques. Silencios que erizan la piel, gestos que lo dicen todo, y ese cadencioso ciclo que se repite y se renueva una y otra vez. El vestuario adusto, uniforme y la severidad de la escenografía introducen al espectador en el cuadro de desasosiego que respiran los protagonistas.


Es una propuesta altamente recomendable sobre todo para aquellas personas hábidas de nuevas experiencias, es un desafío interesantísimo porque todo lo que no se ve y no se oye lo concluye el espectador, hay tantas interpretaciones y tantos finales ... si los hay, como espectadores en la sala.

 


Recomienda:Andrea Alejandra González

 

Ficha técnico artística


Actúan: Priscila González

               Laura Echaniz

               Javier Omezzoli


Dirección: Claudio Pereira


Asistencia general: Ekeko


Fotografía: Mariana Echaniz


Diseño: Pot


Producción ejecutiva: Sebastián Saslavsky


Vestuario: Laura Echaniz


Prensa: Tehagolaprensa



Buenavía - teatro estudio. Avda Córdoba 4773

tel: 4771-8901

Funciones: Viernes 21 hs

Entrada: $50

Socias en la vida y en P.I.D.M.A. 


    Estela & Silvina

Amigas de por vida y P.I.D.M.A. nos unió aún más y más

 

Estela Gómez & Silvina Brandana