AMOR CANALLA

                     De Guillermo Farisco

 

Viviendo con alguien que amas, puedes sentir más soledad que viviendo completamente a solas…

Si quien amas no te ama.

                                                                   Tennessee Williams

 

Comienza la historia, cuando los tres personajes entran a escena, muy eufóricos por el festejo de la copa mundial de fútbol de 1978 la cual se disputó en la Argentina.

Un país que venía sufriendo dos años ante un golpe de Estado, y era gobernado por representantes de las Fuerzas Armadas.

El gobierno había desplegado desde su primer día un aparato de represión ilegal que incluía, entre otras cosas, el secuestro, la tortura, y la desaparición forzada de personas.

 

Prisma (MARCELA FERNANDEZ SEÑOR) mujer de edad media, vive sola en su departamento, y eso le permite poder refugiar a un viejo amor de la adolescencia en su casa, ya que el mismo era buscado siendo una víctima más de la represión.

Lucho (GUILLERMO FARISCO) vivía como un topo, apartado totalmente de la sociedad, y de todo lo que lo podía conectarse con la realidad. A tal extremo, que ni radio, ni televisión, ni diarios tenía a su alcance para informarse de que estaba pasando en el exterior. Ante la imposibilidad de escapar de la muerte o huir a otro lugar, ocultarse era la única opción inmediata de supervivencia para él, y en su encierro, se alimentaba siempre de la esperanza de poder cambiar su situación.

 

Es de esta situación que PRISMA se abusa, si bien ella todo lo hizo por su bien, para salvarlo, también es cierto que su obsesión la llevó a apoderarse de LUCHO a tal extremo que tratará de retenerlo todo lo posible, al punto de ser secuestrado por amor.

El Amor como posesión, carga con una fuerte violencia psicológica, que causa más daño aún, porque inicialmente pasa desapercibida, y cuando la víctima se da cuenta en general es porque la situación ya está avanzada.

 

PRISMA es una persona que tiene problemas de autoestima y dificultades a nivel social y/o familiar. Su sentimiento de angustia, estrés y frustración, se debe a que no se han cumplido sus necesidades básicas como ser humano, como el amor, el afecto, casarse, tener hijos; por lo cual esta sensación de insatisfacción es más grande, cuando su hermana Pristina (LUCRECIA RODRIGUEZ), se hace presente en su hogar. Teniendo ella una personalidad avasallante, un tanto egoísta y perniciosa. PRISTINA todo lo contrario a su hermana, tiene familia, compuesta por su esposo e hijos, con una buena posición económica y con una gran incapacidad de ceder y compartir alegrías ajenas o simplemente una escucha atenta a Prisma. Es una técnica demagógica que consiste en descalificar al adversario mostrándolo como atacante en lugar de refutar sus afirmaciones.  

Finalmente una mujer sola apelará a todos los resortes de ese (des) amor.

Y Lucho da como resultado la eclosión de todas las emociones.

 

 

Realmente una obra conmovedora, contada espectacularmente. Un lujo del teatro independiente. Mantiene al público dentro de la situación, y aumenta las tensiones a medida que llega el desenlace, pero con un final sorprendente. Lo cuál para mí tiene más mérito todavía, porque te atrapa, te conduce hacia un lugar, y luego experimentas una alteración emocional que no estaba prevista.

Su gran autor y maravilloso actor Guillermo Farisco.

 

Realmente los tres actores despertaron mi admiración totalmente hacia ellos. Imponentes actuaciones de todos. Unos personajes deslumbrantes, excelentemente bien defendidos, cada cual con su postura ideológica tan bien remarcada, sin fisuras.

Emociona ver tanto talento sobre las tablas, tuve el placer de conocer a Marcela Fernández Señor y Guillermo Farisco, en la obra “Cazuela de Pecados”. Donde salí con la misma admiración que esta obra, por sus actuaciones. ¡FELICITACIONES ELENCO! Desbordan pasión, entrega y conocimiento en lo que hacen, un placer verlos.

 

Su director el Sr. Norberto Gonzalo, alguien que es destacable su compromiso, su gestión. Está en todos los detalles, su función directiva significa una gran coordinación en todos los aspectos. Y es por todo esto que el resultado no es otro que la excelencia.

 

No puedo dejar de mencionar, el responsable trabajo y muy valorado de escenografía y  vestuario, a cargo de Lucía Trebisacce y Carlos Bustamante. A simple vista, hay una búsqueda, una investigación de las prendas que se usaban en dicha época, que hacen más enaltecedor la puesta en escena. Brillante trabajo.

Iluminación y Sonido impecable desempeño.

 

 

Calificación: ¡¡¡E X C E L E N T E!!!

 

Recomienda: Silvina Brandana


 

Ficha técnico artístico

 

Autoría: Guillermo Farisco

Actúan: Guillermo Farisco, Marcela Fernández Señor, Lucrecia Rodríguez

Vestuario: Carlos Bustamante, Lucía Trebisacce

Escenografía: Carlos Bustamante, Lucía Trebisacce

Iluminación: Alejandra Dziewguc, Norberto Gonzalo

Musicalización: Guillermo Farisco

Fotografía: Ramiro Gómez

Dibujos: Patricio Gonzalo

Diseño gráfico: Ramiro Gómez

Asistencia de dirección: Patricio Gonzalo

Producción ejecutiva: Ana Vinuesa

Puesta en escena: Norberto Gonzalo

Dirección: Norberto Gonzalo

 

Web: http://lamascara-teatro.blogspot.com

 

TEATRO LA MÁSCARA

Piedras 736

Capital Federal - Buenos Aires - Argentina

Reservas: 4307-0566

Entrada: $ 70,00 - Sábado - 21:00 hs - Hasta el 06/07/2013

Socias en la vida y en P.I.D.M.A. 


    Estela & Silvina

Amigas de por vida y P.I.D.M.A. nos unió aún más y más

 

Estela Gómez & Silvina Brandana