Almuerzo en LA PURA

                            De Ramiro Bianchi

 

“Cuando no estamos conscientes de las causas, creemos que todo es un desorden, que no nos merecemos nada de lo que está pasando, y volvemos a la queja.

En cambio, cuando nosotros somos los actores principales y artífices de lo que nos está pasando, entendemos hacia dónde estamos yendo”.

 

Diferencias que alejan…

Los años van pasando y es inevitable a veces, que la amistad se vaya adaptando a los cambios.

De eso se trata Almuerzo en La Pura, una obra donde la envidia, la competencia, las mentiras, prejuicios, frustraciones tanto amorosas como laborales, los celos, los miedos y defectos son encubiertos por una hipócrita amistad de cinco integrantes, que fingen conocerse muy bien, y hablan de sentimientos, ideas y cualidades, generalmente positivas hacia los otro, pero en contrario a lo que piensan.

El no poder decir abiertamente sus quejas, por evitar lastimar al otro, y por no crear un círculo negativo, continúan con el encuentro previsto, que era almorzar todos juntos, y saber cómo está sus vidas después de un tiempo que se han dejado de ver entre ellos.

 

Por eso mantener la saludable rutina de compartir una comida, una salida, no tiene que quedar en el olvido; por el contrario es la reafirmación de que la amistad bien cuidada es la que cuenta con un tiempo y un lugar propio.

“Amigos” ellos se reconocen como tales, pero los prejuicios que distorsionan sus mensajes hacen que no puedan ver sus rechazos, cada uno se considera que tiene las cosas mucho más claras que los demás. Y elevan críticas desacertadas, cataratas de descalificaciones, que frena la distracción de este encuentro.

La propuesta es hacer conscientes estos mecanismos internos para poder erradicarlos de nuestras conversaciones y acciones para poder, por fin, y disfrutar del momento con los demás.

 

Preguntas, respuestas, dudas y certezas: aprendizajes vitales para transitar los caminos de la vida. Para ello, es necesario tomar responsabilidad personal.

“La vida es un continuo… y realmente un complejo proceso de aprender y desaprender”.

Esta obra nos explica con claridad de qué forma podemos ponerle un freno, a un cúmulo de ocasiones pérdidas en las que decidimos no querer aprender ni tampoco desaprender, de nuestras experiencias y nuestros proyectos de vida.

 

Buenas actuaciones, se distinguían muy bien cada personalidad; me gustó mucho el temple artístico de (Natalia Castrege) y (Pablo Scorcelli).

La escenografía, todo en composé, con poco se pudo armar el espacio donde se cuenta la historia, la misma es trivial pero, con un claro mensaje del proceder del ser humano. Sonido e iluminación acompañó acertadamente la puesta en escena.

 

Calificación: Buena

 

Recomienda: Silvina Brandana

 

 

Ficha técnico artístico

 

Autoría: Ramiro Bianchi

Actúan: Flavio Abraldes, Natalia Castrege, Eva Matarazzo, Juan Pablo Parigini, Pablo Scorcelli, Maria Soledad Siboldi

Vestuario: Wanda Wajszczuk

Fotografía: Jóse Ludovico

Diseño gráfico: Fernanda Presa

Asistencia de dirección: Laura Waisman

Prensa: Mariano Casas Di Nardo

Arreglos musicales: Luis Maria Bruvera

Producción: Laura Waisman

Dirección: Ramiro Bianchi

 

LA GALERA ENCANTADA

Humboldt 1591

Capital Federal - Buenos Aires - Argentina

Teléfonos: 4771-9295

 

Web: http://www.lagaleraencantada.com.ar

 

Entrada: $ 60,00 - Viernes - 22:30 hs

Socias en la vida y en P.I.D.M.A. 


    Estela & Silvina

Amigas de por vida y P.I.D.M.A. nos unió aún más y más

 

Estela Gómez & Silvina Brandana